viernes, abril 02, 2010

EL DOCTOR JECKILL Y MR. HYDE

Siempre se ha considerado que el relato del “extraño caso del Doctor Jeckill y Mr. Hyde es una novela de terror. Creo que en realidad Robert L. Stevenson, el autor de la obra, quería ir mucho más lejos y analizar las profundidades de la naturaleza humana. Todos tenemos un poco de Jeckill y, afortunadamente, bastante poco de Hyde. Una doble personalidad que condiciona nuestras actuaciones privadas y públicas

Pero, a veces, el “yo” Hyde se impone en demasiadas ocasiones sobre el” yo” Jeckill hasta que acaba por dominarle por completo de forma que, el personaje bueno, acaba por ser eclipsado por el malvado, sin que el sujeto lo pueda evitar.

Sirva esta metáfora, y quede claro es una metáfora, para explicar el extraño caso , porque los es en sumo grado, del profesor Jesús Neira, quien ha pasado de ser un héroe reconocido por todas y todos a una especie de villano que, cada vez que habla, provoca un aluvión de críticas, merecidas, por cierto.

¿Cómo es posible que, un hombre que intervino en una pelea de violencia de género, en defensa de la agredida, lo que les costó a su vez estar en una situación de grave peligro, haya dado ese giro espectacular hasta convertirse en un enemigo público, o casi, de una buena parte de las mujeres?

Poco sabíamos de Jesús Neira antes de su elevación a la categoría de héroe; su paso por un hospital, su estado de coma y todo ese proceso, que le valió ser recompensado, con la anuencia general, como principal observador de la Comunidad de Madrid en temas de violencia de género era lo reciente, pero poco más.

Tal vez Neira fue siempre el mismo personaje iracundo, provocador e irrespetuoso que es ahora. Salir en defensa de una agredida en un momento determinado, no nos convierte en un ciudadano ejemplar por las buenas ni para siempre.

Lo cierto es que no parece la persona más idónea para desempeñar el puesto que ostenta y no porque critique al actual gobierno Zapatero, si bien lo debería hacer, por lo menos con más prudencia.

Pasa que a lo largo de estos meses, ha demostrado que su actitud choca frontal y fatalmente con el puesto para el que ha sido designado.

Sobre Neira posiblemente jamás se sabrán cuestiones que, en condiciones normales, habrían sido evaluadas con más detenimiento. Se impuso cierto oportunismo político.

Ya fueron muy desafortunados sus comentarios sobre las hijas de Rodríguez Zapatero, si se tiene además en cuenta, que son menores y por tanto sujetos de especial protección. Entonces se deberían haber replanteado su responsabilidad en el Observatorio de la Violencia de Género, pero nada se hizo.

Ahora, sus afirmaciones sobre el Psoe, y sobre la Constitución, vienen a acentuar más, si ello es posible las muchas dudas que este personaje despierta entre los ciudadanos que, cada día, lo vemos con más desconfianza.

Si, a todo esto, añadimos que su gestión es muy cuestionable porque ha tomado decisones contrarias a lo que es proteger a las víctimas de esa lacra, no parece que deba continuar en su cargo.

Más bien da la impresión de que, desgraciadamente, el lado Hyde de Neira sale a relucir en demasiadas ocasiones de tal forma que nos hace olvidar que un día fue Jeckill.

8 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Yo creo que Neira siempre fué así: no se cambia de la noche a la mañana. Salió a defender a aquella chica porque iba en contra de lo que él creía y de esa misma manera hubiera defendido cualquier cosa que él cree. Casualmente, lo que defendió nos parece justo a la mayoría y por esa coincidencia , lo hemos subido a los altares.
Pero empezó a mostrarse en el juicio: riéndose ante las declaraciones del otro, con total menosprecio, en vez de, seriamente, hacer razonamientos. Ese tipo SE CREE POR ENCIMA DEL BIEN Y DEL MAL. Y creo que, en esencia, está equivocado y es violento. Violento de alma. Por eso exige el derecho a llevar armas, no acata las decisiones de los jueces y habla, tan a menudo, sin razonar lo que dice.
Es lo que creo.

Txema dijo...

Pues es también lo que creo yo. Pero, pese a eso, me resulta difícil comprender que alguien que actúa decentemente en una ocasión así, luego sea tan violento.

Reconocerás que muy normal no es.

Felipe dijo...

Yo pienso que en su esencia es un tipo violento y de ultraderecha(contrastado por lo que dice,afirma,hace y escribe)

Sin paliativos,un villano


Saludos

RGAlmazán dijo...

No sé cómo sería este tipo, pero ahora es puro Hyde, como su mentora y protectora es la Presidenta Cruela de Vil.
No merece ese cargo público porque debería ser una persona amable y que ayudara a las mujeres, pero me temo que una vez que ha trepado al puesto, éste le ha de servir para denostar a los demás. Ya verás como desgraciadmaente tendremmos que hablar más de este tipo. Un ignorante sabelotodo que menosprecia a los que no piensan como él.

Salud y República

jefhcardoso dijo...

Txema, encantado de conocerte, será muy bienvenido. Los poemas y cuentos míos. Me alegro de que como el idioma Inglés. Me encanta el idioma español y estoy leyendo (traducido) Don Quijote. Estoy en el amor. Gracias!

Jefhcardoso

ElSrM dijo...

El caso del Prof. Neira duele. Porque es una oportunidad más para perder la fe en el ser humano. Creo que perder la confianza —mejor palabra que fe— en que en general las personas son gente maja y razonable en circunstancias normales sería un error.

Pero ver la transformación pública que nos ha ofrecido Don Neira dañará esa confianza en la gente y producirá más hastío a muchos, me temo.

El Prof. Neira hizo algo correcto, heroico. Y se convirtió incluso en víctima al hacerlo.

Pero, vista su trayectoria desde aquel momento, la idealización que se hizo con precipitación de su persona salta por los aires hecha añicos y a mí me lleva a considerar que no es que salga el Neira-Hyde desde entonces, sinó que solamente aquel día salío el Neira-Jeckill y nos pensamos que él era siempre así.

En cuanto vi que le iban a ofrecer un cargo público pensé que era precipitado, oportunista y un error. Y eso antes de enterarme de sus frecuentes comportamientos iracundos y despreciativos. Por supuesto, viniendo de la Presidenta Aguirre no me extrañó en absoluto el nombramiento ni que lo mantenga en su cargo mientras le sirva a sus propósitos ideológicos y estratégicos.

Creo que cosa parecida van a intentar hacer con el padre de un chica joven víctima de asesinato. Suenan voces desde allí que apuntan al populismo penal de la cadena perpetua como solución al crimen y la delincuencia. De la pena de muerte aún no hablan.

Saludos,

jefhcardoso dijo...

Txema, acabo de publicar mi "Caballero de la Triste Figura" y se lo dedico especialmente a los amigos que hablan español, que me recibió tan bien en sus blogs.
Agradecido: Jefhcardoso

Ciberculturalia dijo...

Lo que creo se pone de manifiesto es que a ese ya "abominable" personaje llamado Neira, no lo conocíamos. Su actuación en defensa de una mujer fue sin duda aplaudible pero no podemos inferir del hecho que sea una persona "ni integra", ni "respetuosa" por lo que estamos viendo.
Ayer me pusieron al día sobre el caso de este "salvador" y lo que se demuestra no es una doble personalidad, sino que esa forma de ser se ha manifestado tal cual es.

Infumable el señor y aún más su nombradora Aguirre.

Qué cosas, verdad? Bueno voy a ir tomando fuerza que hay mucho que analizar por lo que veo.

Un beso