jueves, junio 24, 2010

TRAGEDIA EN CASTELLDEFELS



Hoy, día festivo en muchas poblaciones españolas , la tragedia ha aparecido en su forma más terrible y ha segado la vida de una docena de personas, dejando mal heridas a otras muchas y, en todo caso, ha llevado la desolación a muchas más.

Desde este blog quiero manifestar mi más sentida condolencia y solidaridad con todos aquellos que se han visto afectados por el terrible accidente ocurrido en la noche de ayer en la estación de Platja de Castelldefels. Aunque en realidad concernidos y afectados debemos estar todos.

Es muy posible que el atropello se haya producido como consecuencia de la temeridad de quienes la han pagado con lo más preciado que hasta ese momento tenían: su vida. Pero, reconocer esto,  no nos va a servir de consuelo ni a nosotros, ni a ellos, ni a los muchos testigos de ese accidente.

Quiero también hacer especial mención del maquinista del tren que atropelló a quienes cruzaban las vías. No tiene que ser nada fácil para él afrontar que lo que ha causado, con seguridad, sin culpa alguna. Es muy posible que durante mucho tiempo lleve consigo esa terrible responsabilidad. También mi solidaridad con él.

Y, evidentemente, hay que abrir una investigación que determine qué fue lo que sucedió exactamente en la estación. Hay que dejar claro si todo funcionó correctamente o si hubo algún tipo de negligencia que, de no darse,  habría evitado este desastre.

Desde luego,  no se trata de, a priori,  culpar a nadie en absoluto. Todo apunta a que la impaciencia por llegar a la playa donde se encenderían minutos más tarde las fogatas de la noche de Sant Joan,  propició que unas treinta personas, no cumplieran las normas de seguridad que establecen que en caso alguno se debe cruzar a través de las vías.

Pero también es verdad, y eso lo sabemos todos, que en muchas ocasiones los pasos peatonales para llegar de un anden a otro, están mal situados y las prisas por no perder un tren, pueden llevarnos a cometer una imprudencia grave. La mayor parte de las veces no pasa nada, o es, en el peor de los casos,  una sola la víctima. Desgraciadamente ayer fue una masacre.

En este caso, y precisamente por la magnitud de la tragedia y porque se sabía, y de hecho se habían preparado medidas, que la estación de Platja de Castelldefels iba a sufrir una avalancha de personas durante la noche quizá se deberían haber extremado las medidas previstas. Pero esto es sólo una de las hipótesis posibles.

Esperemos con sosiego, sin adelantar juicios y sin aventurar responsabilidades, que la investigación siga su curso de la forma más rápida posible a fin de determinar cuanto antes que sucedió.

Entre tanto, manifestemos con respeto nuestro apoyo a los afectados de la forma que mejor podamos,  y que tiene que estar necesariamente alejada por completo del enfrentamiento partidario y de la tentación electoralista.

15 comentarios:

Felipe dijo...

Desear a las familiares mi pésame y mi solidaridad con los fallecidos.

Creo,como tú,que debe abrirse un estudi,comisión o como se quiera para saber exactamento lo ocurrido y su por qué.

Saludos

Selma dijo...

Me sumo a tu condolencia,a tus palabras, Txema.. un humo negro, muy negro salió de las hogueras de una noche que tenía que haber sido feliz para todos.

Beso triste, hoy.

El Pinto dijo...

Al enterarme en la noche de ayer, sentí una profunda tristeza. No es comprensible el suceso, no es comprensible que se camine sin mirar uno tras otro como ovejas.
Lástima
Un fuerte abrazo

Txema dijo...

Ciertamnte Felipe hay que aclarar cuanto antes qué pasó para que esa tragedia haya dejado tanto dolor en tantas personas.

Selma y el Pinto, comparto vuestro sentimento de tristeza, pero también de asombro, ante un hecho como este.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

me uno al dolor y a las condolencias.

Oscar Fabian dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oscar Fabian dijo...

Me sumo a la condolencias, sin embargo me dirijo a los familiares haciendoles saber que una noticia en la tele hizo ver que las infraestructuras de Renfe de dicha estación estaban "en Obras", el puente peatonal estaba cerrado y otro paso peatonal, siendo esto uno de los muchos factores que han llevado a la tragedia, además del factor grupal como una de las causas del accidente.

Ciberculturalia dijo...

Un día negro y estoy con todos los que opinan que debe haber una reflexión para ver primero cómo ocurrió y si se pueden adoptar una serie de medidas que eviten que esto vuelva a suceder.

Un beso don Txema

Eastriver dijo...

Lo he sentido mucho. Soy usuario del tren, usuario diario. Y veo cada cosa de llevarse las manos a la cabeza. Es lo usual saltar, cruzar, pegar un salto y volver a subir. Generalmente no pasa nada... pero...

No estoy diciendo que la culpa sea suya. La culpa es de todos, de esta sociedad que hemos creado. Un día, en un transbordo entre metro y metro me descubrí a mí mismo corriendo (todo el mundo corría), bajando las escaleras de tres en tres para no perder el tren que estaba abajo, casi a punto de arrollar a una vieja y de caer yo mismo rodando. Me detuve y me dije: vale, este no es el camino. ¿Qué más da cinco minutos más o cinco minutos menos? Este no es el camino.

Les ha pasado a ellos y mañana me puede pasar a mí. La culpa será de todos. ¿Investigar? Sí, claro. Se pueden poner tantos pasos subterráneos como se considere. Pero el nivel cero de peligro no existe, y menos existirá si no nos damos cuenta, todos, de a qué nos lleva el camino de la prisa. Un gran abrazo.

sara dijo...

Mi pésame y mis condolencias a las familias de los fallecidos

besos y abrazos, Txema, de tu niña gallega

sara

Kim Basinguer dijo...

Vaya dolor mas grande para todos.No se si hay mucho que averiguar, porque cuanto mas se mete el dedo en el ojo es peor. La impaciencia, y la imprudencias se dieron la mano, en el momento menos oportuno.

Freia dijo...

Disculpe mi querido amigo, por no haber podido entrar con calma hasta hoy en este post.
Me parece una entrada medida, tranquila, serena y muy bien escrita.
Yo añadiría algo más que apuntaba Gracchus en FB.
De acuerdo que con la automatización de las líneas muchos puestos de trabajo se amortizaron y, hasta cierto punto (solo hasta cierto punto) es lógico. Pero a lo mejor habría que replantearse la recuperación de algunas o todas las funciones de ese jefe de estación que controlaba el tráfico de trenes y personas.
Y por supuesto, me uno a la tristeza y las condolencias.

Un abrazo caballero Noeraixo

Antonio dijo...

Yo me sumo a ese sentimiento que manifiestas y al deseo de que todo se aclare para saber cuales fueron las causas que llevaron a ese terrible accidente, con objeto de tomar medidas para que no vuelvan a suceder.
Sabemos que muchas veces no medimos las consecuencias de nuestros actos y saltamos o cruzamos por donde no se debe sin tomar las medidas de precaución necesarias. Tal vez haya que poner algunas barreras u otros sistemas que eviten ese cruce.
Me vino a la memoria mi juventud, cuando iba a esas playas, saltaba por encima de las vías y hacíamos verdaderas barbaridades de chicos inconscientes, pero ahora estamos en otros tiempos y debemos poner más medios para neutralizar esos posibles actos.
Un abrazo

Txema dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Es verdad que en muchas ocasiones actúamos de forma imprudente y las consecuencias son terribles, como en este caso.

Pero esto no exima a las autoridades de llegar al final de la investigación para aclarar las circunstancias del accidente.

saludos

marcelo dijo...

Mi pesame a los familiares de las victimas.