sábado, noviembre 27, 2010

DETENER LA OFENSIVA DEBE SER LA PRIORIDAD DE LA IZQUIERDA

A estas alturas supongo que son muy pocos los que creen que la crisis desatada en los países desarrollados se debe sólo a la codicia o a la falta de control por parte de los estados, entre otras cosas. En mi opinión esta crisis está perfectamente planificada para arrasar, no ya sólo el estado del bienestar, sino en una operación más a largo plazo, muchos de los derechos de los trabajadores que tantos años y lucha costaron conseguir.


Al mismo tiempo, observamos que a nuestro alrededor se han ido generando pocas respuestas desde la izquierda política a esta situación y, de ahí, que para muchos esté claro que, la que podríamos llamar izquierda institucional, ya no sirva y deba ser sustituida por otra.

Esta otra izquierda, calificado a veces de marginal, anti sistema, radical o anti capitalista, en adjetivos dados tanto desde dentro como desde fuera, estaría llamada a tomar el relevo de la anterior para orientarnos en el nuevo panorama que se presenta.

Sería un poco banal discutir si es anti sistema o anti capitalista (no sé si la izquierda puede ser en realidad otra cosa) o si el adjetivo es radical o marginal. Posiblemente uno por uno dejen incompleta la definición, que más bien seria en su conjunto una parte de todas ellas.

Pero lo que me interesa resaltar es que las personas que se han sumado a este tipo de organizaciones, que a veces son más bien movimientos, adquieren un gran compromiso. Primero con ellos y en segundo lugar con la sociedad. Y precisamente esa circunstancia me lleva a pensar que se trata de personas con una formación política algo (o bastante) superior a la de la media de los ciudadanos.

Precisamente por esto, es por lo que me parece que estas personas no pueden ignorar en absoluto el terreno en el que -todos- nos movemos. No pueden permanecer indiferentes ante el hecho de que la sociedad está adormecida, amedrentada; ante la realidad de que los medios de comunicación están al servicios del sistema, de que la posibilidad de hacerse oír es escasa, de que, en definitiva, las posibilidades de movilización (necesaria) desde esa posición son muy pocas.

Entonces. no sé, si estas propuestas, hechas con entusiasmo personal y dignidad política, no se convierten al final en brindis al sol, o lo que es lo mismo en un esfuerzo encomiable pero inútil.

Por lo tanto, habría, desde mi punto de vista, que ir por otro camino que, necesariamente, está en la colaboración de todos estos movimientos con lo aprovechable de la izquierda tradicional para constituir un frente común, que logre por diversos medios (institucionales o no) el objetivo más perentorio que es frenar la ofensiva capitalista. Creo que no se puede confiar todo a la lucha institucional (parlamentaria) pero igualmente tampoco sólo la lucha en la calle nos llevará a la salida.

No se trata de unificar criterios, nada más lejos de mi intención, porque además suele ser una mala decisión, sino de sumar, desde la diferencia, esfuerzos para lograr un objetivo común inmediato. Cada uno con su opinión pero con una meta final. Una vez que lleguemos a la meta cada cual actuará como crea conveniente.

En el caso concreto de España, hay que alertar a la ciudadanía del enorme peligro que para la sociedad supondría que el próximo gobierno cayese en manos del PP. Si las medidas del infame ZP nos han parecido malas, las del PP serían catastróficas, sin la más mínima duda Hay que evitar esto..

Esto no significa que haya que apoyar al Psoe como un mal menor, ni mucho menos, sino lograr que las candidaturas de izquierda (esto en el plano institucional) logren mayorías allí donde sea posible.

Y esto requiere un esfuerzo: la izquierda tradicional debe abrir sus listas a los candidatos de otras alternativas, no para completarlas sino en puestos donde puedan resultar elegidos para dar savia nueva al anquilosamiento que se percibe. Esto debe ser prioritario.

La izquierda de la izquierda (por llamarla de laguna forma) debe olvidarse de maximalismos y ofrecer una colaboración leal en los objetivos más inmediatos sin perder su identidad, pero sin pararse en querelas ideológicas totalmente -ahora- fuera de lugar.

No sé si bajo estas premisas se logrará algo, pero de lo que estoy seguro es de que, sin ellas, nos encaminamos hacia el desastre.

36 comentarios:

Martine dijo...

Estoy de acuerdo punto por punto con esta propuesta tuya..

Lo lamentable es que es absolutamente cierta esta afirmación tuya que pone de relieve el " je m'en foutisme" de una gran parte de la sociedad, Te cito:"la sociedad está adormecida, amedrentada; ante la realidad de que los medios de comunicación están al servicios del sistema, de que la posibilidad de hacerse oír es escasa, de que, en definitiva, las posibilidades de movilización (necesaria) desde esa posición son muy pocas."

Y sí, siempre es mejor sumar que unificar.. unificar implica una pérdida d'algunos postulados, sumar no!

No sé si me he explicado bien,pero achaquemos a mis "limitaciones" un estado pre-griposo..;)

Un beso, sin virus, Txema.

Txema dijo...

Lamento tu estado pregriposo pero te has explicado perfectamente, como siempre.

Mañana puede ser en Catalunya el inicio de algo nuevo, esperanzador.

besos

Martine dijo...

Ouvre ton mail...;)

felicitat dijo...

Estoy de acuerdo que hay que apoyar a las plataformas, si más no, para que no ganen votos los del PP,

Saludos y salut!

m.eugènia creus-piqué dijo...

Solo te dejo un saludo querido Txema,no tengo tiempo para nada más que pensar a quien voy a votar.Un beso.

Freia dijo...

Txema, se puede decir más alto pero no más claro.
Siempre he defendido que hay que potenciar el movimiento ciudadano y que su enorme potencial se puede organizar y canalizar a través de organizaciones curtidas. Así pues, suscribo ce por be su entrada. Es que la que se nos viene encima es buena...

Un abrazo doble, mi querido amigo

mariajesusparadela dijo...

Ojalá la historia nos enseñase lo malo que es la falta de unión de la izquierda.

Desclasado dijo...

Estoy de acuerdo, cómo no, no hay otro camino.

Saludos.

Ciberculturalia dijo...

Yo ya lo vengo diciendo, Txema hace tiempo. La salida ahora está en los movimientos ciudadanos. No lo digo por ser miembro de ATTAC, que lo soy porque me parece un movimiento serio y con fuerza, sino como reacción a la pasividad de los partidos políticos que quizá con la presión ciudadana se pongan las pilas.

Lo han programado sin lugar a dudas. Se crean las condiciones de alarma que permitan aplicar medidas de recorte social y de los derechos de los trabajadores y se nos intenta convencer además que en esta feroz crisis es necesario dar ayudas públicas a la banca y aceptar reformas laborales o congelaciones salariales, ya que las condiciones económicas así lo requieren.

Toda una estrategia.

Supongo que habrás podido ver los vídeos que puso Rafa en su blog cuyo enlace nos los proporcionaron dado la dificultad que hubo de estar en el acto por exceso de gente.

Cada vez está más claro que es necesario la acción ciudadana. ATTAC en su lucha por la implantación de un impuesto a las transacciones financieras, está ya colaborando de lleno con los sindicatos y con otras organizaciones para llegar al parlamento europeo.

Sí, creo que se pueden hacer cosas.

Perdona el rollo macabeo pero estaba yo habladora

Un beso

Temujin dijo...

Creo que la izquierda ha perdido totalmente los papeles, perdida en banderas multicolores se han olvidado de la redistribucion de la riqueza. Han caido en trampa del nacionalismo borreguil y las batallas estúpidas, mientras los "mercados y los mercaderes" se hacen los dueños del cotarro y ahora a la cara, sin taparse... es deprimente..

Txema dijo...

Felicitat, hay que pasar a la acción antes de que sea muy tarde.

Maria Jesús, tú y yo que somos más o menos de la misma "quinta", habremos oído lo de unidad de acción de la izquierda unas cuantas veces. Pero nada...

saludos

Felipe dijo...

Si la gente se refugia en otras izquierdas(antisistemas,marginales...y todos los adjetivos peyorativos que se quieran poner)es porque la izquierda institucional no acaba de definir un mensaje claro y coherente ante los ciudadanos que tanto lo reclaman.

Asistimos a la falta de empleo, a la privatización de servicos públicos,al desmontaje del sistema de bienestar social y el ciudadano reclama,pide que la izquierda no solo pida institucionalmente si no que se tome la calle.Y al hilo de tomar la calle, los sindicatos dónde están.Hubo una huelga en la que los trabajadores hicieron un gran esfuerzo de movilización y después,la nada.

Claro que no es lo mismo PP que PSOE y sería ir de guatemala a guatepeor.

Sin embargo,esa no es la cuestión,como dices.A la ciudadanía se le debe movilizar antes que despúes porque el descreimiento sí que será contra todo el sistema.

Saludos

Txema dijo...

Genia muchas gracias por pasar por aquí. Mucho más en un día tan importante para Catalunya y para tí.

Espero que el resultado sea lo mejor para nuestro país. Visca Catalunya.

Petons

Freia. muchas gracias por tu comentario. Ya llevo tiempo convencido de que, o la ozquierda se toma muy en serio lo que está pasando y es capaz de retomar las riendas, o esto acabará muy mal para los ciudadanos.

En fin deseo que se imponga algo tan sencillo como en sentido común.

besos

Txema dijo...

Desclasado gracias por tu comentario. Evidentemente esperaba lo que has escrito.

Un abrazo.

Dilaida dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Txema.
Bicos

Desclasado dijo...

No puede ser de otra manera, Txema, pero optimista no estoy: en mi entorno ya hace tiempo que se está intentando "aunar" que no unir, los movimientos sociales con los partidos y sindicatos a la izquierda de lo oficial/institucional, y me pillo unos cabreos de tres pares, por aquello que os conté: "yo sólo voy a las de los palestinos", "yo sólo voy a las de la mujer", "yo solo voy a las ecologistas"... Resultado: 15 en cada una de ellas y para vernos las caras los de siempre.
Venga, que no quería hacer derrotismo, sólo remarcar porque me parece importante lo que propones.

Txema dijo...

Efectivamente Temujin, la izquierda está muy desorientada. Ha perdido el norte y no sabe cómo recuperarlo.

Y en eso de las batallas tienes toda la razón. A ver quién es más rojo, más republicano, más feminista.

Ya ves que poquito le interesa a la derecha todo eso.

un saludo

Txema dijo...

Carmen, evidentemente estamos de acuerdo. Los partidos tienen que empezar a considerar con serierdad las aportaciones de los movimientos sindicales y hacer que su voz tenga más fuerza, más presencia. No hay otra.

Pero ya sabes que soy escéptico y me temo que nos están muy dispuestos a perder su parcelita.

Antonio dijo...

Yo creo que su habilidad ha estado en conseguir preparar el terreno para procurar la mínima oposición posible a su jugada. Los políticos devaluados, los movimientos ciudadanos alternativos asociados a radicalismo, los medios a su servicio, el miedo al futuro y la asucencia de líderes capaces de dar respuestas sociales, entre otros, son la base que garantiza el éxito de su operación de acoso y derribo al Estado del Bienestar.
Saludos

Txema dijo...

Tienes razón Felipe en que muchas personas que toman en serio la política se sienten más cómodos en los movimientos sociales que, por cierto, son denostados por la derecha y buena parte de la izquierda.

Y también aciertas en que no es lo mismo el Psoe que el PP, aunque en muchos aspectos se parecen cada vez más. Marruecos, Economía, País Vasco, monarquía... son claros ejemplos de su coincidencia.
Saludos

Dilaida me alegro mucho de que estés de acuerdo con mi punto de vista. También me lo esperaba.

Bicos

RGAlmazán dijo...

El problema Txema no es tanto lo que debería ser, sino como se consigue. Mañana, en Gritos, saco una entrada sobre lo narcotizada que está la sociedad. Y no tengo claro cómo se pueda hacer desde ONG u otras asciaciones u organizaciónes. Lo que sí creo es que todos juntos, partidos de izquierda (no me refiero al PSOE), sindicatos, ONG, intelectuales y todos los ciudadanos que se quieran unir debemos movilizarnos para hacer frente a lo que viene.
Sin embargo, tengo serias dudas de cómo hacerlo, visto el pasotismo imperante y la dificultad para que la gente se movilice de la gente.

Salud y República

Eastriver dijo...

Ahora leía los comentarios, el de Rafa por ejemplo... es cierto que en Grito ha puesto una entrada sobre algo parecido a lo que tú hablas, desde otra perspectiva.

Es sorprendente de qué forma este tema se repite en blogs diversos, esta queja, esta constatación... Es verdad, necesitamos modelos nuevos... Ojalá este estado de cosas signifique un viraje próximo, aunque lo dudo. Un abrazo.

Txema dijo...

Antonio. Es verdad cuanto dices.

Pero, entonces, la cuestión es también saber por qué no se ha hecho nada durantre todo este tiempo.

Alguien tuvo que darse cuenta de lo que se avecinaba, advertir a la mayoría del desastre al que íbamos directos.

Tal vez tú desde tu perspectiva estudiosa puedas aportar algo de luz. Yo no sé ya que decir.

un abrazo

Txema dijo...

Querido Rafa, la duda te hace más sabio.

un abrazo

Julia's armpit dijo...

Totalmente de acuerdo.
Magnífico artículo, lúcido, duro y, sin embargo, esperanzador.
Un saludo.
Antonio

Txema dijo...

Muchas gracias por tu comentario Julia's. Creo que de alguna forma hay que reaccionar.

saludos

Menda. dijo...

Yo me he hecho mi propio partido, con ideología propía y subvenciones inexistentes.

Y soy más feliz!!!!!

Txema dijo...

Menda, admites afiliados?

besos y gracias por pasar por aquí.

Marcos dijo...

Para mí, Txema, el modelo a seguir es el comportamiento de la izquierda francesa ante las regionales de primeros de año.
Creo que unidos somos más. La derecha grita más, pero es menos.
Saludos progresistas de Madrid.

Txema dijo...

Pues Marcos no sé que decirte después de ver los resultados de Catalunya. La derecha ha ganado sin duda y la izquierda se ha quedado a verlas venir.

saludos

Ataúlfa Braun dijo...

No hay punto de unión. Al final los movimientos sociales tomarán la calle; eso sí cuando ya casi todo esté oscuro.

Saludos.

Txema dijo...

Ya está oscuro.

Un saludo

Ataúlfa Braun dijo...

Nooooooo, esto es sólo una puesta de sol.

Salud!

Txema dijo...

Pues es una puesta de sol un poco larga. Hoy mismo ha seguido la presión de los "mercados" sobre España y la confianza disminuye.

La verdad es que no podemos vivir de espaldas a esa realidad. Esto está cada vez peor y quien toma las decisiones no va a dudar en acogotar más a quien puede hacerlo.

saludos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Una de las cosas que han ocurrido en estos tiempos de crisis es la desaparición de la izquierda: ni siquiera la socialdemocracia. Incluso los buenos propósitos iniciales de poner controles a los que nos han metido en la crisis han pasado a la oscuridad de los cajones. Perdemos mucho de lo ganado en las últimas décadas: necesitamos que se concreten propuestas que equilibren al mercado. Y se necesitan ya.

Morgenrot dijo...

La política es una muestra más de la esencia del ser humano, todas las teorías terminan en eso, hipótesis, que si se llevan a la práctica tienen un resultado nada deseable.
La mejora, hoy, del sistema social debe partir de principios nuevos y con nuevas formas de " lucha ", la realidad a la que asistimos no se ha presentado antes en la historia. Ni funciona el capitalismo ciego ni el socialismo que se cerró con la caída del muro.
Es un tema complejo en el que debe prevalecer el respeto a las creencias individuales y no la opresión del estado como aquel viejo Leviathan del que nos hablaba Hobbes.