sábado, enero 15, 2011

MAGALLANES RECLAMA A PIÑERA POR SU MENTIRA SOBRE EL GAS


No ha tardado mucho en mostrar su verdadera cara (dura) el presidente de Chile Sebastián Piñera. Tras la campaña populista que se organizó con el rescate de los 33 mineros el pasado octubre, ahora, pasada la euforia por ese éxito, que en absoluto le corresponde a él, llegan las medidas y las reformas para rentabilizar la economía con subidas de precios disparatadas. Suena de algo, ¿verdad?

El caso es que en Chile, al sur del país en la zona austral, existe una región que se llama Magallanes. Es una zona dura, en la que la vida de sus habitantes no es sencilla en absoluto y que requiere una gran esfuerzo para sobrevivir. Para hacerse una idea, baste saber que en verano la temperatura media no sobrepasa los 15 grados centígrados.

Esta región es una gran productora de gas natural y de petróleo. Gracias a ese gas los magallánicos puede vivir en condiciones más o menos aceptables, pero, evidentemente, necesitan la ayuda del Estado.

Hasta ahora, el gas natural es subvencionado por éste, que se hace cargo de la mayor parte de la factura, mientra que los ciudadanos vienen a contribuir con un cinco por ciento aproximadamente.

Piñera prometió durante la campaña electoral no subir el precio del gas de esta región. Pero ahora dice que para no acabar en la ruina como le ha pasado a España, hay que subir el precio del gas para poder mantener las inversiones del futuro. También me suena esta cantinela.

Para que nadie me acuse de no aportar pruebas esto es lo que dijo el entonces candidato:

"El sector residencial en Magallanes tiene un tratamiento especial en materia de precios del gas, y ese tratamiento especial se va a mantener. Por lo tanto, le digo a los magallánicos que no hay nada que temer, porque hay buenas razones para que el precio del gas, que es un elemento tan vital en una región que tiene tantas dificultades y frío, se mantenga en condiciones más favorables para la gente de Magallanes que para el resto del país”.


El caso es que pretende subir el precio el 16,8%, lo que supone unos cinco euros cada mes, para una región en el que el sueldo medio es de 300 euros. Lo malo no es sólo la repercusión de la subida, sino los efectos colaterales que tendrá. Por ejemplo, se calcula que la repercusión será del 230% de ala en los precios de algunos productos alimenticios, el transporte y los combustibles.

Evidentemente la ciudadanía no se ha quedado quieta y ha bloqueado y paralizado la región magallánica, protesta que ya ha causado dos muertas, una niña de dos años muy grave y un caos generalizado en la región.

También se han visto afectados algunos visitantes de la zona, que tiene bastante turismo, y que no pueden salir de allí y, lógicamente, están algo preocupados.

Lo curioso del caso es que Piñera dice que hay que hacer rentable la extracción del gas, para que se puedan acometer inversiones en el futuro que garanticen que continúe el suministro. Lo que no dice es que los magallánicos consumen un millón de metros cúbicos al día de gas, pero una empresa canadiense que se llama Methanex, se lucra con la venta diaria de 10 millones de metros cúbicos de gas natural.

Finalmente quiero agradecer a Carmen (Ciberculturalia) habernos puesto en antecedentes sobre este asunto que, casualmente, está muy lejos de los titulares que otras protestas merecen en la prensa española.

12 comentarios:

Felipe dijo...

Como dices,Piñeira ha mostrado su cara más derechista con el asunto del gas y que quiere sumir todavía más en la indigencia a los habitantes de la zona austral.

Desde aquí toda mi solidaridad con los magallánicos y que más pronto que tarde regresen a sus países de origen las personas no nacionales que estaban de visita.

Saludos

Txema dijo...

Así lo deseo también. Parece que el tal Piraña (así la llaman allí) podría dejar la subida en el 3%.

Veremos...

un saludo

Freia dijo...

Me gusta el término de Piraña.

Yo creo que desde que ganó las elecciones, Piñera no ha conseguido engañar a nadie. Todos nos olíamos, más temprano que tarde, la tostada. Ya con el númerito amical-televisivo patético que mostró durante la liberación de los mineros atrapados, se le veía el plumero desde lejos.
De todas formas, yo confío en que todo se solucione en breve. Eso sí, deberíamos tomar buena nota de que cuando a la gente se la pisa, salta. Que parece que aún no nos hemos enterado.

Un abrazo y también gracias a ti por hacerte eco de la noticia.

Dilaida dijo...

El lo apodó Piraña tendría sus razones.
Bicos

Ciberculturalia dijo...

Pues efectivamente le va como anillo al dedo el sobrenombre de Piraña. La protesta si les está sirviendo porque la primera propuesta gubernamental de subida de precio rondaba en el incremento del 17%
Otro escenario también que muestra como la ciudadanía puede hartarse y tomar el poder es el caso de Tunez
En fin, que ya ni se va a poder viajar.
Gracias Txema
Un abrazo

Txema dijo...

Dilaida, esto suele pasar cuando un empresario se dedica a la política. Berlusconi no es el único como podemos ver ahora con el caso de Chile. Por eso lo de piraña le va como anillo al dedo.

Freia. Piñera consigiguió lo más importante que es engañar a la mayoría de los chilenos.

Carmen, es posible que viajando y tomando buena nota de los que sucede en otros países aquí no no pisotearan. Túnez es un ejemplo muy significativo y si los magallánico logran su objetivo, pues tú me dirás.

saludos

RGAlmazán dijo...

Este tipo, pinochetista hasta la médula, que además habla bien del tiempo de la dictadura, no ha engañado nada. Sabíamos que era un empresario y que iba a ayudar a los suyos y no a las clases trabajadoras, el show minero le sirvió a este canalla para hacerse con un popularidad que no merecía a costa de una desgracia que convirtió en un reality show.

Salud y República

Txema dijo...

Pero lo que me fastidia es que ha salido con los votos de los chilenos.

¿En qué estarían pensando?

saludos Rafa

Juan Saura dijo...

Es notoria la falta de profesionalidad, que padecen todos los políticos, aquí y allá. aprovechan cualquier evento de repercusión social, para hacerse los vistos y convencer por pantomimas, no, lo que no son capaces de hacer por hechos de buen político, ¿hubiera estado a pié de la mina, si los desdichados mineros, hubieran muerto?, la respuesta es obvia, lo habría aprovechado atacando a la empresa, sacudiéndose de responsabilidades algunas, como salieron vivos, por fortuna, fué gracias a la voluntad del gobierno, aunque al principio tuvieron sus dudas de qué hacer ¡hipócritas demagógicos!.

Estamos vendidos con ésta clase de políticos, y eso, que hoy en día (por lo menos aquí) ya no va la vida en ello.
Lo que es de reflexión para nuestra sociedad dormida, es la actitud del pueblo chileno en esa provincia ¡tan solo por subirles un impuesto!, es para llorar a donde hemos llegado con nuestra tan ansiada democracia.

Txema dijo...

Así es Juan. Aquí han subido el recibo de la luz el 10% y prácticamente nadie ha dicho ni pío. Lo mismo que con el IVA.

Así que lo de los magallánicos me sorprende y me emociona claro.

Lo siento por los españoles que están allí sin poder moverse pero es posible que hayan aprendido algo.

saludos

Francisco Galván dijo...

¿Cómo nos vamos a fiar de un empresario? Los chilenos han pecado de confiados. Echaron a la pseudo izquierda y trajeron a la derecha. Ahora recogen los frutos. Que es lo que nos pasará a nosotros en breve.
Por cierto, el conflicto de Magallanes parece calcado de la polícula "También la lluvia", que vi ayer, y es una obra maestra de la Bollaín. Solo que con agua y en Cochabamba en lugar de gas y Magallanes

Txema dijo...

Así es Paco. Dentro de poco los españolitos entregarán (yo no) el gobiernoo al PP para librarse de ZP.

Triste destino el de un país que se ve abocado a elegir entre semejantes alternativas.

Tomo nota de la peli porque no le he visto.

saludos