sábado, junio 02, 2012

VIDAS PARALELAS: LA TRIPLE M


Ayer por la noche  la 2  de TVE emitió un interesante documental sobre la mafia de Nueva York;  su forma de actuar,  sus métodos expeditivos y sobre quienes eran sus máximos capos.  Pese a que trataba de una situación de hace  más de medio siglo,  no puede evitar una comparación con nuestro tiempo.

Instintivamente me acordé de los mercados,   esa mafia financiera que actúa exactamente igual que las familias sicilianas que paulatinamente se apoderaron de Nueva York hacia los años cincuenta y desde donde controlaron todo el país en todo tipo de negocios infames.
Esos mafiosos de los “bajos fondos”,  los Genovese  Lucciano,  Costello y otros, llegaron a tener en su nómina a  jueces,  policías,  fiscales,    periodistas y ¡como no! a muchos políticos.  Gracias a su inestimable ayuda consiguieron una total impunidad durante años y años y los gobiernos eran (son)  incapaces de frenar su actividad.

La extorsión,  el chantaje,  el soborno y también el asesinato,  en definitiva el miedo,  eran los métodos gracias a los cuales estas “familias” consiguieron alcanzar el verdadero poder, o sea el que realmente tiene capacidad de tomar las decisiones, no el que se debería ejercer por el mandato ciudadano.
Claro es que los tiempos cambian,  y ahora se ha sustituido la pistola y la violencia de tugurio por la prima de riesgo.   Sencillamente se cierra  el grifo de la financiación,  se ahoga a un país,  se hace caer a un gobierno y se coloca a una serie de personas dóciles a sus dictados. Una especie de “protección” como la que ofrecía la mafia a cambio de no destrozarte el negocio.

El paralelismo mafioso con la actividad de los llamados mercados es evidente:   al igual que los capos de Nueva York,  aquí también hay familias,  que ahora se llaman fondos de inversión,  dirigidos desde un despacho  por un grupo de personas  en absoluto anónimas,  como se nos pretende hacer ver,   y que manejan miles de millones de euros o de dólares con los que logran enormes beneficios con inversiones que teóricamente sirven para financiar las economía de los países.
En realidad,  lo que se pretende es que unos pocos sean cada vez más poderosos,  sin correr el más mínimo riesgo,  protegidos por sus cómplices de hoy y escudándose en algo tan extraño como la rentabilidad del bono,  o la deuda soberana.

Pero, como los viejos capos, necesitan cómplices y hay quienes están dispuestos a serlo;  evidentemente si no fuera por personajes tan despreciables como la merkel,  la antigua y entusiasta comunista de la RDA,  esos mercados no podrían actuar con tanta facilidad,  con absoluta impunidad. Incluso entre las familias mafiosas hay clases: unos mandan y otros obedecen.
Porque,  también evidentemente,   para esa autoritaria y repugnante teutona,  es mucho más ventajoso financiarse gratis,  aunque sea a costa del sufrimiento de millones de personas y en estrecha alianza con los nuevos mafiosos,  que no cuestionan su inmensa deuda soberana,  que hacer el más pequeño esfuerzo de solidaridad.

“Hay que devolver la confianza a los mercados”,  repiten neciamente los políticos encabezados por la merkel y con Rajoy de perrillo faldero,  cuando lo ético sería decir con claridad que hay que devolver la esperanza a los ciudadanos incluso a costa de los mercados, o mejor todavía, necesariamente a costa del terrorismo de la triple M: Mercado Merkel Mafia.












14 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

¿Genovese de Génova?...jejeje.

Txema dijo...

Pues si, supongo, aunque el tipo en cuestión era siciliano. Lo más curioso es que siguió dirigiendo la mafia desde la cárcel. Te suena ¿verdad?

saludos

Dilaida dijo...

Mafiosos, corruptos, ..., a mi ya no me quedan muchos más adjetivos que dedicarles, pero mientras yo, pobre de mi, le dedico los adjetivos más soeces que conozco, ellos siguen siendo los amos del cortijo y administran el cortijo como les sale de los h...
Bicos

RGAlmazán dijo...

Buen retrato de lo que está pasando. Así es, una mafia organizada y legalizada.

Salud y República

Txema dijo...

Dilaida. Creo que tendremos que inventar nuevos adejetivos para esta mafia.

Bicos

Kabileño, están tan bien organizados que, efectivamente, mientras que las "familias" de vez en cuando pasaban una temporadita a la sombra, estos se llevan indenmizaciones millonarias.

saludos

Eastriver dijo...

Ay, Txema, yo sin haber visto ese documental, que vería encantado esta misma tarde, pero ya tengo otro que me apetece, que lo ha colgado Ciber en su blog... yo sin haber visto ese documental lo veo exactamente igual que tú. Esto es como el cuento del rey y la tela invisible. Estamos aterrorizados por una prima que nunca vio nadie, todo es como una enorme ficción borgiana que amenaza con atropellarnos.

Txema dijo...

Ramón, la prima invisible. No está mal la definición, así que anímate y escribe algo sobre ello.

Una abraçada

Francisco Galván dijo...

Querido Txema, y la mafia actual también tiene comprados a multitud de políticos. ¿Leíste esta entrada mía?:
http://goo.gl/fGEa6

Txema dijo...

Si, la leí. Y estoy de acuerdo; los políticos son la peste.

Saludos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Excelente comparación. Pero estos mercados son más listos: ni squiera tienen nombre y juegan con nuestro propio dinero sin arriesgar nada. ¿Curioso que seamos nosotros los que les entreguemos la cadena que nos ahoga?

Txema dijo...

Y tan curioso Pedro, y tan curioso. Pero es evidente que es así.

saludos

Alisha Residenc dijo...

Hello my friend, I am from Thailand.
I do hope you don't mind if we could exchange link
Here is my site
alisharesidence.blogspot.com/

Regards,
Alisha

Miguel dijo...

Estimado Txema:

Felicidades por su blog. Siempre me he preguntado: ¿Por qué cuando un líder alemán toma una decisión política, la gente tiende a compararlo con Adolf hitler? En este caso, me refiero a Angela Merckel, no cree Vd. que se cae bajo compararla con Adolf hitler. Lo mismo pasa, en España, comparar a alguien de derechas con el dictador franco ...pienso que es populista y obtuso.

Me gustaría conocer su opinión, si no es mucha molestia.

Saludos.

Txema dijo...

Miguel, me felicita por mi blog y después me dice -indirectamente- que soy obtuso y demagogo.

Como ha pasado mucho tiempo creo que los hechos demuestran claramente que la merkel actúa desde la típica prepotencia alemana que tiende a calificar a todos los demás por debajo. Eso si es simplista.

saludis