martes, julio 21, 2009

ABUCHEAR NO ES DELITO

Pitar al jefe del estado designado por el general franco (así, con minúscula) no es un delito y mucho menos atentar contra la unidad de la patria o incitar al odio contra Ejpaña. Lo ha dicho el juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, en un dictamen publicado hoy. Bueno, pues estamos de enhorabuena los republicanos, incluso aquellos que no solemos pitar al representante de esta caduca y antidemocrática institución, aunque nos lo pida el cuerpo.

Si no fuera porque creo que está en Tarragona, espero que a salvo de los terribles incendios, agarraría una botella de cava catalán bien frío, y me iría en busca de don kabileño para brindar con él por todo lo alto. Ya habrá tiempo.

Y es que la verdad es que el asunto de la monarquía española ya huele a podrido. Parece que cualquier cosa que se haga, se diga o se piense y sea una crítica negativa hacia ella, acaba siempre en los juzgados.

Más valdría que el cabeza de la monarquía y todo el familión que la compone, pensasen en otros asuntos más importantes, tal y como dice el senador Iñaki Anasagasti en el libro que acaba de publicar, porque ese pacto de silencio que hay en torno a la figura del designado es verdaderamente lesivo para cualquier mente medianamente sensata.

Por ejemplo en dar cuentas de lo que hacen con el dinero que los españoles les damos cada año. O recortar sus vacaciones o sencillamente, ponerse a trabajar en algo productivo de una vez.

Más valdría, asimismo, que se acaben de una vez tanta adulación y tanto incienso. La monarquía española actual no tiene la más mínima legitimidad democrática y es más, el actual jede del estado ni siquiera ha jurado la Constitución porque es anterior a ella.

A los españoles nos metieron de rondón la institución y, admitiendo que entonces no quedó otra solución, que ya es mucho admitir, han pasado muchos años, demasiados como para que nos fastidien con el cuento de hadas de un monarca que nos trajo la democracia en el bolsillo y que, desde mucho antes de la muerte del dictador, ya tenía previsto ese proceso porque siempre fue un demócrata que tuvo que disimular. Ciertamente que disimuló bien, sobre todo, en septiembre de 1975.

Eso, hoy, no se lo cree nadie, ni siquiera los que apoyan esa mentira con el mayor descaro. Este designado sencillamente se movió a las órdenes de las personas que veían, reconozco que con clarividencia, que en 1975 mantener a Ejpaña fuera de las instituciones europeas por empeñarse en sostener una dictadura sin dictador era inviable. Había intereses económicos muy importantes como para no abrir la espita.

Fueron motivos económicos y políticos de orden externo los que ayudaron a crear esa democracia de la que algunos, con gran dosis de cinismo dice que fue otorgada por la sola voluntad del nominado. Flaco favor es hacer al pueblo español decir que esta democracia, por cierto bastante pobre, es fruto de la generosidad del designado, y flaco favor por parte del propio nominado no reconocer que fue, en gran medida, el propio pueblo quien luchó por los valores mínimos. Incluso contra su propia voluntad que no era precisamente la de un demócrata de toda la vida. ¿Alguien recuerda aún su primer gobierno?

Así que un consejo: cuídese, no vaya a ser que aumenten más los abucheos en el futuro y no herede el presunto heredero.

8 comentarios:

Troll ~ dijo...

Muy buena, y por suerte muy poco desmemoriada, reflexión, Txema. Todo tiene múltiples caras, y es de agradecer que aquí muestres una de las más olvidadas...

Aquí quien más quien menos somos personitas de a pie, léase polvillo de estrellas con ínfulas de Universo, así que todos debemos poder ser cuestionados, adorados, criticados o abucheados en la misma medida, mucho más si somos de absoluto dominio público y ostentamos una responsabilidad intrínsecamente susceptible de recibir estas críticas...

Mejor que que no se olviden de los tapones...

Carmen dijo...

Txema así es. Nuestra democracia de bajo nivel permite la existencia de esta monarquía, caduca desde su nacimiento, y lo que es peor con una rigidez a su alrededor que pareciera que ni siquiera se puede mirar a los ojos del rey sol.
El dictamen de la Audiencia Nacional me parece un acierto aunque anda con cuidado. Ya sabes hay muchos espías disfrazados.
Un beso

m.eugènia creus-piqué dijo...

Me ha alegrado un montón que el abucheo no sea delito,más faltaría x Dios!, El abucheo, los pitidos...etc,etc...son claramente hacer uso de la libertad de expresión, vaya dirigida al vecino de enfrente o a los Borbones, que tanto me da y en esta libertad de expresión deberían incluirse otras cosas que de momento parecen pecados mortales.Petonets Yxema i Visca la Republica.

Morgana dijo...

Según he escuchado..aquí hay mucha gente que aunque no se considera monárquico, se considera "juancarlista" por eso de que "trajo" la democracia...pero a mi me sigue pareciendo una cosa arcaica...

Saludos!

Menda dijo...

(Txema, no le voy a perdonar que me acuse de no leer a mi amadísimo Aznar....pero si es mi mentor! la luz al final de mi camino! mi guía espiritual!...........)

No soy optimista en cuanto a que nos muestren las cuentas 'reales',y sí que huele a podrido este asunto.Será que es como las visitas y el pescado, que a los tres días, apestan.

Felipe Medina dijo...

Hola Txema
He visitado tu casa digital y me ha gustado mucho.
Un saludo

Txema dijo...

Pues Felipe, sé muy bienvenido a esta casa. Me alegro de que te haya gustado y espero que siga siendo así durante mucho tiempo.

un abrazo cordial.

RGAlmazán dijo...

D. Txema, brindaremos con cava, estemos donde estemos, el día que se proclame la Tercera. Me temo que no será mañana.

Salud y República