lunes, febrero 15, 2010

EL REY MAGO, O EL PACTO MILAGROSO


Parece que a medida que avanzan los días crece la presión desde varios frentes para conseguir que finalmente se logre un milagroso pacto de Estado que saque a España de la seria crisis económica en la que está sumida

Tanto es así que los social-monárquicos, con ZP a la cabeza, han ido en peregrinación hasta la Zarzuela a pedir con disimulo, eso sí, y edulcorado con el argumento de las clásicas entrevistas institucionales que, el mayor beneficiario de la dictadura franquista “arrime el hombro”, como no deja de pedir Mari Tere la vicepresidenta a todo el que pilla por delante para salir del pozo que ya ha ahogado a cuatro millones de desempleados.

Lo más curioso del caso es que, incluso desde las posiciones más poco proclives a la monarquía se ha resaltado el papel mediador del heredero de franco con total naturalidad, como si esto fuera lo más normal del mundo y no pasase nada. Y si pasa, ya lo creo que pasa.

Deben tener mucha razón quines hace unos días me comentaron que el gobierno está sencillamente aterrorizado y que no es capaz de encontrar una solución la crisis que se le h venido encima y por eso anda desesperado buscando ayuda. Eso explicaría la salida a la palestra del borbón.

Pero, si esto es así, ¿no sería mucho más normal y ético, decir la verdad a la ciudadanía en vez de mentir una y otra vez, en vez de anunciar salidas de la crisis que no llegan a verse, o anunciar brotes verdes que no aparecen?

Por otro lado, teniendo en cuenta los precedentes, un pacto de Estado es con toda seguridad el pórtico de un recorte generalizado de prestaciones sociales, un nuevo palo en las espaldas de los asalariados, como ya lo fueron los famosos Pactos de la Moncloa, sólo que ahora con una izquierda mucho más debilitada, por no decir verdaderamente inexistente.

Todo tiene si origen en la reunión de Davos, donde a ZP le han leído la cartilla y le han urgido a que tome las medidas que el sistema considera indispensable para que España deje de ser un usuario del furgón de cola.

Que lejos queda ahora esa prepotencia del que se jactaba de haber adelantado a Italia y se ponía como reto superar a Francia. Ahora es sólo un mendicante errático que no tiene ni idea de cómo superar un problema que minimizó hasta extremos ridículos.

Y no parece, además, que Mariano Rajoy esté dispuesto a facilitar la salida de la crisis porque sabe perfectamente que sólo que esta se mantenga y, mejor aún si se agrava es la mejor baza para ocupar el sillón de Moncloa.

Desgraciadamente sólo los sindicatos y posiblemente los partidos de la Izquierda tengan en este momento la suficiente responsabilidad de estado para estudiar con seriedad ese posible acuerdo. Pero con este gobierno ya no es posible pactar nada porque carece totalmente de credibilidad.

La cuestión es saber hasta que extremo estarán dispuestos a asumir otra vez la carga de resolver un problema que no han creado con la seguridad de que nadie se lo va a reconocer.

Y, entre tanto, ZP pide, estúpidamente aferrado al sillón, ayuda al rey mago en espera de que el tiempo mejore, que pase lo peor de la crisis y entonces la memoria falle y todas sus imprevisiones, mentiras, subidas de impuestos y intentos de recortes sociales no lastren su pretendida reelección por descarte.

Y dentro de unos años los libros de historia hablarán de un gran personaje que trajo a España la democracia, detuvo el sólo un golpe de Estado y la sacó de la peor crisis economía que conocieron los tiempos.



6 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Sí, desgraciadamente.

RGAlmazán dijo...

Pues sí, ZP no sólo se lo está poniendo fácil al PP, además está lavando la imagen de la monarquía.

Salud y Republica

Ciberculturalia dijo...

La alfombra roja hacia la moncloa para los populares la lustra todos los días nuestro inefable presidente zp
Un beso

Felipe dijo...

la moqueta zarzuelera parece que tiene un encanto cautivador

Lo que debe hacer ZP es ponerse a gobenar y lo debe hacer desde la izquierda porque ahí es dónde encontrará los apoyos necesarios pasa salir del tunel.

Manda narices que el borbón vaya a quedar como el salvapatrias

Y es que así no se puede.Conventir al monarca en el muñidor de toda una estrategia política es el gran disparate nacional.

Ojo,Txema,que los sindicatos iban encantados con el Audi y saludando a la concurrencia.

Un saludo

Txema dijo...

Comparto Felipe tu inquietud por algunas actitudes en los sindicatos.

En cuanto a la monarquía parece que estamos de acuerdo.

saludos

Morgana dijo...

Hola Txema, he estado un poco alejada de la tendedera, entre asuntos personales, vacaciones y mucho trabajo al regresar, no he tenido tiempo de nada.

Sobre lo que comentas: Cuánta falta de responsabilidad y de compromiso!!La del gobierno, la del PP, la de todos aquellos que nos dirigen y pasan por alto(o por bajo) la situacion de todos los trabajadores de este país.

Saludos!