lunes, marzo 22, 2010

OTRO GOBIERNO ES POSIBLE

Si, ya sé que muchos dirán que no se deben hacer extrapolaciones peligrosas sobre resultados electorales. También sé que muchos dirán que unos comicios regionales no son comparables a la elección del Presidente de la República y sé que otros muchos afirmarán que Francia no es España. En efecto, desgraciadamente, no lo es. Allí tienen una república laica y cívica, respetada hasta por la derecha y aquí soportamos la monarquía del 18 de julio y en muchas ocasiones la derecha parece montaraz y cavernícola.

Pero, pese a que todo eso puede ser más o menos cierto, si se pueden sacar conclusiones de los resultados de las elecciones regionales francesas,

La primera es que otro tipo de gobierno es posible. Que los ciudadanos si son permeables a los mensajes de la Izquierda cuando estos son sensatos y propugnan un serio cambio en la forma de gestionar la cosa pública. Es un serio aviso a los que, como Sarkocy, quieren hacer recaer el peso de la crisis sobre los trabajadores de todo tipo, los pequeños y medianos empresarios, los inmigrantes y los jóvenes y mujeres.

Pero, también es un serio aviso para quienes como el tal ZP, que presume de su izquierdismo y de su abuelo, aplican las mismas formulas que Sarkocy a la hora de resolver, por ser generoso, la crisis. En España el gobiernillo sigue la política que le mercan los grandes “iconos” de la Economía: El Banco Mundial, el FMI, el Banco Central Europeo y Bruselas. Da la causalidad de que todas, excepto en el caso relativo de Bruselas, son instituciones no elegidas por los ciudadanos.

Por tanto, ZP, actúa en contra de los criterios y de las promesas por las que fue elegido para administrar este país. No se llevó el votó de la mayoría para que gobernara en nombre del FMI o del BM, sino en nombre de los trabajadores.

También la izquierda transformadora debe tomar buena nota de lo sucedido en Francia y ponerse seriamente a trabajar en la anunciada refundación. Está claro que cuando el mensaje que se hace llegar a la ciudadanía es coherente y tiene sustancia, ésta, responde. La filosofía de un acuerdo entre las formaciones de izquierda siempre ha dado buen resultado y ha sido acogido favorablemente por las personas de izquierda y progresistas. Es un hecho histórico.

Y no hay que temer que la derecha hable de “frente popular”. Más frentismo que el de ella va ser difícil encontrar. Así que, nada de complejos ni de falsos temores a las críticas de la derechona. Es verdad que, lamentablemente, el PSF es mucho más avanzado que el PSOE y no tiene los “tics” derechizantes de la socialdemocracia española.

Y claramente, las mujeres tienen que ser un factor decisivo a la hora de hacer política. El acuerdo de la izquierda y el ecologismo en Francia ha sido logrado por tres mujeres y no creo que esto sea casual, sino al un hecho determinante. Las mujeres tienen que empezar a tomar, de modo general, mucho más en serio la política.

No puede ser que las representantes de las mujeres sean Aguirre, Cospedal, Ana Mato, Rita Barberá o Rosa Díez. Es hora de que la izquierda dé muchos pasos que los que ha dado hasta ahora para que esto cambie definitivamente.

Hay muchas mujeres jóvenes que están esperando pacientemente a poder participar activamente en la vida democrática, en la gestión política, etc. ya es hora de que dejen de esperar y empiecen a actuar.

7 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Bravo D. Txema, me ha gustado. Sólo una cosas, en la Unión Europea quien manda, sobre todo, es la Comisión Europea y tampoco es elegida sino designada. El parlamento tiene mucho menos poder y es la única instancia que es elegida.
En cuanto a Francia y las mujeres, totalmente de acuerdo.

Salud y República

Txema dijo...

Si es que somos como dos gotas de agua. jajaja
Ah¡ y gracias por la ayuda.

un abrazo compa

mariajesusparadela dijo...

He visto hoy a las tres mujeres francesas en la prensa. Jovencitas no son, la verdad. Pero eso no me importa, porque la idea sí es innovadora y poderosa.

Felipe dijo...

cuando a la ciudadanía se le da un mensaje claro y coherente con los postulados de izquierda responde también coherentemente.

Pero cuando a la ciudadanía se le confunde con demagogia de izquierdas ella toma las riendas de la desafección

No vale subirse a la tarima e insuflar grandes proclamas cuando con el rabillo del ojo se está mirando a entes creados sólo para gestionar el dinero

Un saludo

Txema dijo...

Maria Jesús. no son jóvenes es cierto, pero tienen, al menos eso parece, un espíritu jóven y eso me resulta importante.

Gran verdad lo que has escrito Felipe. ZP es el mejor ejemplo de quien se sube a la tarima y cuando se baja de ella, ya no se acuerda de lo que ha prometido.

Antonio dijo...

Los gobiernos no pueden ser una herramienta del capital para resolver la crisis que ellos mismos provocaron. Pero los mecanismos mudiales que regulan el sistema económico los dominan y solo se puede romper este dominio con valentía y arrojo. La salida de la crisis no es la misma si se hace desde la izquierda o de la derecha.
No se aprovechará este momento para ganar terreno a los especuladores y volveremos a reforzarlos y darles el protagonismo del desarrollo esconómico con sus empresas.
Europa en su conjunto debería dar una salida a la crisis desde la izquierda, pero son malos tiempos para la lírica...
Un abrazo

Txema dijo...

Son malos tiempos para la lírica y para la épica. Son malos tiempos para la solidaridad y para la izquierda.

Lo de Francia puede ser, pese a todo esto, una pequeña esperanza.

saludos