domingo, junio 06, 2010

HOY A VUELTO A SUCEDER



Otra vez, hoy ha vuelto a suceder. Una mujer ha sido presuntamente agredida por su pareja o ex-pareja, que para el caso da lo mismo y ha fallecido en Salt, en Girona. Son ya 22 muertes en lo que va de año y esto es un auténtico desastre.

Esta enorme cifra de muertas no puede quedar en una estadística. Demuestra que lo que se ha hecho hasta ahora sirve para poco. No se evitan las agresiones, no se impide que muchas mujeres estén expuestas a que cualquier día, en una calle cualquiera o en su propia casa, sean asesinadas. Y, encima, cada vez disminuyen las denuncias. Algo va mal.

Después vendrán los minutos de silencio, las concentraciones frente a los ayuntamientos y las condenas más enérgicas. ¿Le servirá a la víctima de algo? ¿Ayudará a otras mujeres a evitar su muerte? Probablemente no. Algo no funciona.

Siempre he sostenido que no basta con poner ministerios de igualdad, ni con hacer leyes especiales, porque lo normal sería sencillamente aplicar el Código Penal. Un delito no tiene por qué tener un tratamiento específico porque esa no es la solución. Parece que las cifras, verdaderamente alarmantes me dan, como poco, una parte de razón.

¿De qué sirven todas las leyes especiales si no se les dota de medios? De nada, es sencillamente son un brindis al sol y una forma de logar votos. Pero continúan las muertes..

En resumen, nada de esto servirá, si no se ataca la raíz del problema: la violencia y el desprecio por los demás que es una cosa que se aprende, no se nace, salvo en casos muy raros, con ella.. Y esta es justo la cuestión esencial que no se quiere ver.

Quien es violento no lo es sólo con su mujer, su novia, su amante o con su tía, lo es en general y lo va a ser por muchas leyes que existan. Lo es siempre y lo demuestra a la más mínima ocasión, bien con los compañeros o compañeras de trabajo, en el fútbol o cuando conduce. Es cierto que hay matices pero, en la mayor parte de los casos se trata de un serio problema cultural.

Por lo tanto, si nos conformamos con minimizar el problema y con lograr que en vez de 22 muertas en seis meses, haya sólo 10 y decir autocomplacientes que hemos logrado una rebaja impresionante de las agresiones, el camino emprendido hasta ahora es posiblemente el correcto.

Pero, si de lo que se trata de es de acabar con esta plaga inmunda, lo único que servirá es iniciar todas las campañas educativas posibles, en todos los niveles necesarios, prácticamente desde que la persona llega al mundo. Así es posible que esta lacra acabe algún día.




17 comentarios:

Jose Antonio Cabrera Ramirez dijo...

Desde luego que la educación es fundamental,pero te sorprenderías. Cuando en mis clases le dedicamos un tiempo de reflexión hacia está lacra,existen alumnos adolescentes que lo ven hasta lógico.Tremendo de verdad.Hay mucho que hacer por parte de esta sociedad.
Un abrazo

Txema dijo...

Por lo que me comentas hay mucho que hacer. Y vostros los pedagógos sois los llamados a erradicar esto.

un saludo

Felipe dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en que la existencia de leyes especiales no es el camino y su constitucionalidad es muy dudosa.

Es el tipo penal el que debe estar recogido con la suficiente claridad en nuestro Código Penal ya que la violencia y el maltrato no necesita de leyes ad hoc porque va contra los mismos fundamentos del derecho penal.

Y sigues llevando razón cuando afirmas que es un problema de medios humanos y económicos que sirvan de prevención y protección de las personas objeto de la violencia.

Se pusieron en marcha los famosos juzgados de violencia de género.Como no se dotaron económicamente su fracaso estaba asegurado.

Con las órdenes de protección y alejamiento ocurre otro tanto.El juez la dicta pero los recursos humanos para llevarlas a cabo no existen por la falta de personal(agentes de la autoridad).

Por ello muchas veces muchas mujeres no se atreven a denunciar porque saben que corren más peligro que si lo hacen.(es erróneo pero es real)

Fallan todos los mecanimos de prevención y protección porque no se les dota de los suficientes recursos humanos y económicos.

Son hechoslamentables que la vida de las mujeres estén en peligro por la dejación de las AA.PP.que no invierten lo necesario.

Una vez más debe ser la sociedad civil quien articule respuestas adecuadas para erradicar esta lacra indeseable.Quien espere algo de los Gobiernos sólo conseguirá un anuncio publicitario en el que se saca tarjeta roja.

¡Deleznable!

Saludos

Freia dijo...

Pues mucho me temo estimado Txema que son 32 y no 22, para nuestra desgracia y vergüenza de muchos.

Freia dijo...

Pues hoy me vais a permitir que sea esperanzada, a pesar del aumento de las cifras. Yo creo que sí han cambiado muchas cosas con respecto al maltrato y, sobre todo, el avance en lo que respecta al rechazo por parte de la sociedad.
Yo hoy quiero partir una lanza por todas las mujeres, cada vez más afortunadamente, que han sido valientes y solas o con ayuda de los que estaban cerca, han conseguido salir del infierno del matrato. Por ellas y para ellas esta canción

Txema dijo...

Felipe, excelente reflexión la tuya que pone el dedo en la llega de un sistema que se queda muchas veces en lo meramente publicitario. Muy bien.

Freia. Está claro que se ha avanzado; es que ya sería el colmo que, encima, la sociedad siguiera con lo de la "pata quebrada". Pero es más bien resultado lógico de la evolución que del esfuerzo de quien tiene los medios.

Y ahora con los recortes ya veremos.

saludos

Sonia Gluten Free dijo...

Esto es una barabridad !!!
Es urgente educar desde la escuela...


Muy de acuerdo con Txema.
Jose Antonio un beso.

Sonia

Ciberculturalia dijo...

Efectivamente todavía queda mucho que hacer. Cada muerte es una humillación para nuestra sociedad que no debe tolerar una lacra como lo es la violencia machista.
La legislación adecuada y una formación desde la infancia son imprescindibles.
Un beso y buen lunes

RGAlmazán dijo...

Txema llevas toda la razón. No se nace violento, uno se hace violento. Es una cuestión sociocultural. La educación es lo más importante y luego, por otro lado, hay que dar los medios necesarios para que funcionen los mecanismos de ayuda.

Salud y República

__MARÍA__ dijo...

Txema, cada día más, veo por los sitios donde voy a niños muy pequeños dar "tortazos" a sus mamás.
Y otros menos pequeños diciendo idiotas o estúpidas a sus mamis.
A ti y a mí -por la edad que tenemos- no nos permitían eso cuando éramos pequeños.
Nosotros hemos procurado en la educación de nuestros hijos no inculcarle ninguna violencia. Pero sí, es la educación que reciben, no sólo en la familia, también en la calle o en la sempiterna televisión la que los hace cada día más violentos y agresivos.
Con decirte que el otro día en el super por poco me arrolla un niño de unos cuatro años con un carro vacío... yo ya es que los veo y les doy de lado...¡CUIDADO NIÑOS!

Así llegan a adultos y como les digas que no a algo, sacan un cuchillo y te lo hincan.
Después vienen los guardias, la justicia y los vecinos diciendo que "parecía una persona normal"
A las muertas ya...no les importa nada.

Saludos

mariajesusparadela dijo...

Educación desde la cuna. Enseñar solamente desde la escuela y ver el ejemplo contrario, no sirve de nada.
Y , penas, durísimas penas en cárceles de verdad.

Txema dijo...

Es evidente que queda mucho por hacer tal y como decís. Y que lo que hay que hacerlo debe ser desde la cuna.

Lo malo es que me da la impresión de que hay pocos medios y menos ganas. Una vez más me parece que hay algo de propagandístico en este asunto.

Por eso no debemos bajar la guardia en absoluto, ni con esta ni con las demás violencias.

Kim Basinguer dijo...

Nos estamos convirtiendo en un país del que nunca quise formar parte, xenófobo, racista, machista y cada vez lleno de mas ladrones de guante blanco.
Los problemas son siempre los mismos: Para mejorar la educación hay que invertir y resulta que eso significa ganar menos. ¿Que valores van a tener los jóvenes?

Txema dijo...

Seguramente KB, casi nadie quiere vivir en una sociedad de este tipo.

Pero me da la impresión de que todos tenemos alguna responsabilidad.

Nos hemos dejado seducir por un consumismo atroz y por un individualismo delirante. Así nos va.

saludos

Eastriver dijo...

Como dice María Jesús, coherencia educativa. Si unos pregonamos y los otros gritan mal lo tenemos. Un abrazo.

Txema dijo...

Maria Jesús casi siempre tiene razón y razones. Estoy de acuerdos con esa propuesta, evidentemente.

Saludos

ElSrM dijo...

Hay dos claves en el texto y en los comentarios que querría destacar:

a) cultura, educación, inteligencia emocional, cohesión social

b) dotación de medios, recursos económicos, materiales, humanos a la legislación que se pasa para que tenga aplicación real

Respecto a) recuerdo el "Inteligencia emocional" del Dr. Goleman. Me sorprendió positivamente lo que cuenta. Negativamente que, siendo las investigaciones de hace décadas, su aplicación aún esté en pañales en las sociedades.

Respecto b) decir que los Servicios Públicos y el Estado de Bienestar —la seguridad pública está ahí— se han de financiar con la Política Fiscal. Y aquí los individuos que controlar el 30% superior de rentas y riquezas se niegan a pagar los impuestos que deberían y "todos" les aplaudi"mos". Nos están robando y los admira"mos".

Cordialmente,