sábado, julio 31, 2010

CATILINA EN LA MONCLOA





Un conspirador ocupa desde hace tiempo la presidencia del gobierno, un sujeto innoble que, apoyándose en el voto de los ciudadanos que esperaban un gobierno de orientación socialista, se encuentran con uno que obedece servil a los mercados y, cínicamente, asegura que es en beneficio de la Nación.






Me pregunto entonces ante esta situación, ¿hasta cuándo vas a abusar de nuestra paciencia ZP? ¿Por cuánto tiempo aún esta locura tuya va a seguir burlándose de nosotros? ¿No ves que tus planes están al descubierto?

Estas preguntas, dirigidas hace más de 2000 años al siniestro Catilina, sería perfectamente pertinente realizarlas hoy en cualquier foro al presidente del Gobierno español, quien en patente conspiración con los mercados, poco a poco va aniquilando los derechos de los ciudadanos en general y los de los trabajadores en particular.

Se trata, sin duda, de una verdadera conjuración que usa una crisis económica, que esas mismas fuerzas han desatado, para socavar del modo más infame derechos que parecían consolidados después de muchos años de esfuerzo, de lucha, incluso de sangre.

No le tiembla, como tampoco a otro insigne traidor, el pulso a la hora de los recortes de todo tipo, sabiendo que serán víctimas de ellos, precisamente quienes deberían ser los más protegidos. Deja a la intemperie de los mercados a los más vulnerables y protege a los grandes.

Y, en connivencia con las fuerzas de la derecha, que le apoyan con sus abstenciones calculadas, ha logrado el conspirador sacar adelante la mal llamada reforma laboral, calificada por los sindicatos como la ley laboral más regresiva de las últimas décadas. Y, aún, tenemos que soportar que el nuevo Catilina nos diga que es una ley que busca crear empleo. ¿No es esto un abuso de nuestra paciencia? ¿No es un insulto a nuestra inteligencia?

Tal vez sea esta ley la que más desenmascara al conspirador porque, desde ahora, desaparecen en la práctica todos los impedimentos, que ya eran pocos, para despedir a cualquier trabajador sobre la base de esas llamadas causas objetivas.

Es decir, que lo que ha hecho el Catilina de la Moncloa es facilitar el despido de trabajadores por cualquier motivo que pueda ser considerado causa objetiva, tales cómo son la previsión de pérdidas o la disminución de ingresos.

Claro que, como contrapartida, ofrece la posibilidad aceptar un recorte de salarios para evitar los despidos. Manos libres al empresario y chantaje a los trabajadores en nombre de la solidaridad, y del neopatriotismo socialista.

Aplauden los mercados la valentía de las medidas pero exigen más. Y el conspirador responde que tomará todas aquellas que sean necesarias, le cueste lo que le cueste. Curiosa forma de decir que van a caer sobre las espaldas de los ciudadanos toda clase de calamidades. ¿No es esto una burla?

Pero, ¿qué decir de sus necesarios secuaces en esta conspiración? No sólo los taimados voceros del capitalismo, sino los diputados del Psoe quienes no tienen el más mínimo pudor en apoyar, sin rechistar, sin sublevarse, unas medidas que los representantes de los trabajadores han calificado ya de agresión inadmisible. Ni una sola voz en esa organización se levanta para decir ¡basta!

Blanco, Salgado, Corbacho, Leire,  Alonso, Solbes,  Sebastián, Cháves, Guerra, entre otros muchos, sabed que vuestros nombres  están vinculados para siempre a una de las etapas más deplorables de la historia reciente de este país. Junto con los testaferros los mercados, Díaz Ferrán y Mafo,  habeís conspirado contra los ciudadanos.

No sé que le deparará al Catilina el futuro en la política aunque mi deseo es que jamas vuelva a ser presidente del gobierno, ni a participar en ella. Espero, eso sí, que la huelga del próximo 29 de septiembre sea un éxito rotundo, un rechazo absoluto, no ya sólo a una serie de medidas, contra las que posiblemente sea difícil luchar, sino una demostración unánime de que los conspiradores antes o después tienen el final que merecen.

Hay que decir no con claridad a los traidores y a la conspiración capitalista.

18 comentarios:

Marcos dijo...

Es cierto que los socialdemócratas no comprendemos las últimas medidas de Zapatero, pero ¿qué hubiera hecho Rajoy en su lugar?
Lo mejor que podría pasar en las próximas elecciones es que la gente demostrase que es roja, no rojilla, sin temor. Que se opusieran frontalmente al capitalismo, para dejar claro, a todos, que con la ciudadanía no se juega, y menos con su dignidad.
Saludos.

Txema dijo...

Supongo querido amigo que Rajoy hubiera actuado aún de forma más infame. Poca duda me cabe de eso.

Pero, la cuestión, es que es ZP el que gobierna y, teóricamente en nombre de un programa socialdemócrata.

Francamente me daría con un canto en los dientes de que tomaran alguna medida que fuera mínimamente en ese sentido y creo que oportunidades no han faltado.

saludos

RGAlmazán dijo...

Tú también Brutus Zapaterus, le dijo Julio Laboratoris mientras era apuñalado.

Salud y República

Felipe dijo...

Buena catilinaria para ZP.
Está haciendo la labor sucia a la derechona y parece que no se entera.

Saludos

Freia dijo...

Pues sí, Txema. Lo has dicho muy bien. Y lo peor, me temo, es que cada vez está más convencido de estar en posesión de la verdad, de ser un iluminado que va a sacar al país de la crisis. Se considera un elegido que ha encontrado el camino y la solución y le importa un rábano a costa de quién sea.

Un fuerte abrazo, Txema y procure llevar el verano con resignación en espera de las vacances.

Txema dijo...

Y qué contestó BZ? Me deja intrigado don Kabi.

Me parece Felipe que a este pájara ni catilinarias ni filípicas le hacen mella.

Querida Freia, también tengo la impresión de que es un iluminado. Y esos son los peores.

saludos

RGAlmazán dijo...

Replicó: ¡Te jodes, como Herodes!

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Y tengo un miedo "irracional": la derecha votará a la derecha. Los socialistas se abstendrán, por culpa de tanta burla y... ¡HALEHOPSS!, he ahí a la derecha gobernando con las medidas que este señor le puso en bandeja de plata

Txema dijo...

Caramba Don Kabi, que contudencia.

Lamentablemente Maria Jesús me da la imprsión de que no estas descaminada.

Es muy posible que la derecha recupere lo que cree que es suyo por derecho divino y estamos apañados.

Pero, cierto, este tipo se lo ha puesto en bandeja.

saludos

Ciberculturalia dijo...

Muy bien traido Catalina.
Así es y así es como muchos ciudadanos nos preguntamos que hace un supuesto socialdemócrata insultándo de esa manera a los trabajadores de este país.
El que Rajoy lo haga en el futuro si ZP no lo remedia, peor no es motivo suficiente para apoyar al gobierno del PSOE. No lo es. Es hora de que el voto no sea útil y vaya a un programa político de auténtica izquierda.
Lo peor de la situación que esa izquierda, entendida esta como partido político, no como opción ideológica, está también algo descolocada, dividida y confusa. Esa es la realidad.

El otoño será duro. Lamentablemente.

Buen domingo

Txema dijo...

Si, estoy de acuerdo. En mi modesta opinión esa izquierda a la que te refieres prácticamente no existe, es una entelequia.

Y las consecuencias de eso serán terribles, no sólo para el otoño, que va a ser muy duro, sini para muchos años.

Se ha dejado pasar la oportunidad y ya no hay remedio.

carpe diem

Eastriver dijo...

Qué desolación a medida que te iba leyendo... ¿Te has enterado de lo que está ocurriendo además en el PSC? Supongo que sí. Castells se marcha, los socialistas catalanes cansados entre una cosa y otra... la cosa está cantada, lo cual significa que vamos a estar todavía peor. Pero que quienes están ahora lo han hecho francamente mal en algunas cosas.

Dilaida dijo...

¡Qué mal comienza agosto!¿Cómo terminará?
Una entrada estupenda.
Bicos

Desclasado dijo...

Y la vida sigue igual, Txema. Ya lo hizo Felipe con reconversiones salvajes que arruinaron el tejido industrial español (y el agrícola), metiéndonos en la Otan (de entrada, no/ Otan sí) y ahora le toca hacerlo a Catilina/Zetaperro.
Pero no pasará nada porque la gente seguirá pensando que la derecha sería peor. Y así, en ese falso juego izquierda/derecha donde ambos trabajan para el mismo amo: el capital, se nos pasará la vida, "porque la derecha sería peor".

Si no fuera tan triste me partiría de la risa. He vivido, como tantos de ustedes, con la derecha de Ansar y NO fue peor que los recortes sociales felipistas y que la brutal agresión actual de zetaparo a los trabajadores. No hay necesidad, la derecha no tiene necesidad de hacerlo peor, para eso está "la izquierda" a la que se le toleran estas barbaridades que a la derecha se le tolerarían bastante peor.
Eso sí, cada uno me puede contar la feria como le ha ido a él, yo la cuento como me ha ido a mí.

Saludos.

Txema dijo...

Pues Dilaida ha empezado mal pero comparado con lo que nos espera esto puede ser un oasis.

Amigo Desclasado, me ha dado usted una idea: carcajeemonos de todo esto, mientras podamos y luego ya veremos.

saludos

Desclasado dijo...

Quizás se me haya entendido mal, Txema: mientras culpemos a la derecha DE LO QUE NO HACE (de lo que supuestamente haría...) y exculpemos a la izquierda DE LO QUE HACE (porque la derecha sería peor...), más que afrontar el problema, que no tenemos izquierda, que tenemos una m..., lo que estamos haciendo es perpetuarlo.

O dicho en otras palabras: sé lo que es la derecha. ¿Y esto es la izquierda, esto que tenemos? ¿No habría que meterle mano y muy seriamente a la supuesta izquierda?

Me voy de vacaciones ya, en plan pequeño burgués. No voy a poder seguir con esta charla.

Saludos.

SOMMER dijo...

Eso demuestra, querido Txema, que pasen los años que pasen, y esté gobernando quien esté, siempre nos haremos las mismas preguntas...

Más de lo mismo ¡¡¡¡¡

Txema dijo...

Desclasado te he entendido, pero prefiero tomárlo con un poco de humor. Todo lo que dices es muy cierto pero deprimente.

En fin disfruta al estilo pettit bourgois. Felices vacaciones.


Hola Sommer y bienvenido. Lo malo es que hoy escasean los Cicerón y la sociedad está algo adormecida. ¿No cees?