sábado, julio 30, 2011

LA BANCA, ESA GRAN BENEFACTORA



Acuciados por su mala conciencia y posiblemente aconsejados por algún jerarca de la Iglesia Católica española, varios banqueros están dando muestras de arrepentimiento y quieren reconciliarse con la ciudadanía expiando sus anteriores pecados,  derramando ahora generosidad a espuertas.

El último caso ha sido el del Banco Santander,  cuyo consejero delegado,  Alfredo Sáenz, condenado a tres meses de prisión y ha inhabilitación por un turbio asunto de acusaciones falsas,  ha anunciado que dadas las circunstancias penosas de muchos ciudadanos,   les van a ayudar a salir del apuro,  para que el pago de las hipotecas no sea tan gravoso.

Alabado sea el Señor que ha abierto los ojos de estos hombres de corazón duro que ahora van a ayudar a los más desfavorecidos a que puedan  vivir dignamente.

Pero, veamos cómo: la cuestión que es que la hipoteca no se reduce, ¡que va!,  lo único que  pasa es que durante tres años no se pagarán más que lo intereses, mientras que el capital se  acumulará,  eso sí,  para pagarlo  al final del todo el tiempo por el que esté prevista la hipoteca.  O sea que no pagas menos,  pagas más,  porque esos tres añitos no hay quien te los quite.

Habrá quienes piensen que para muchos será un alivio ver reducida la cuota, por ejemplo,  de 500 a 300 euros, y no lo negaré pero,  al final, el banco siempre va a ganar. Esto es pan para hoy y hambre para mañana, como dice el refranero español. Que no pretendan  vendernos una especie de acción caritativa donde sólo hay un negocio.

Seguramente los directivos del banco han llegado a la conclusión de que más vale asegurarse el pago de la hipoteca, aunque sea en más tiempo,  que no quedarse con casas que van a ser difíciles de vender y,  además,  provocan  con los necesarios (para ellos) desahucios un rechazo social enorme y de consecuencias  imprevisibles.

Pero hay más. La banca teme que si de verdad hay voluntad política de cambiar las cosas en el futuro, se extienda la necesidad de que se admita la dación como forma de cancelación de una hipoteca. De hecho Bankinter ya tiene ese sistema,  aunque en condiciones complicadas para los que las quieran suscribir.

Si esto llegara a ser una realidad, la banca lo pasaría mal y,  por eso,  prefiere ahora dar una imagen de cooperadora en los problemas de los ciudadanos en vez de aparecer como la esquilmadora que  es en realidad.  No es altruismo, es sencillamente un cálculo mercantil.

Pero, en el fondo, el problema seguirá siendo el mismo porque todas esas personas hipotecadas hasta las cejas, aunque también tengan el ello una buena parte de responsabilidad, van a seguir trabajando casi toda su vida para pagar una hipoteca a un banco.

27 comentarios:

Marcos dijo...

Sí, Txema, estos la única caridad que conocen es la que hay que tener con su negocio.
Un saludo.

Txema dijo...

Ya sabes Marcos ese dicho de que la caridad bien entendida empieza por uno mismo.

saludos

Francisco Galván dijo...

Te doy la razón en todo salvo en lo de la Iglesia Católica. Me extrañaría mucho a esa pandillas de caraduras se les haya ocurrido semejante idea. Y menos a los directivos arrepentidos. Más bien le atribuiría yo la idea algún avispado publicista o asesor de imagen, de esos que no viajan en coche blindado.
Por lo demás, suscribo tu texto de pé a pá

Txema dijo...

Ya, pero como son tan píos, pues es posible que alguno se confiese y tenga que hacer penitencia por usurero.

saludos

mariajesusparadela dijo...

Está claro que con la bajada de los precios, no les interesa tener pisos, vale más asegurarse pagos.

RGAlmazán dijo...

Yo también al verlo pensé lo mismo: pan para hoy y hambre para mañana. Y además otro piso para el banco ¿para qué? si no lo vende y lo mantiene vacío. En fin, una argucia más de estos chupópteros.
Salud y República

Camino a Gaia dijo...

La caridad solo es el marketing de la hipocresía.
Quizás una manera interesante de evitar el colapso sea haciendo comprender, o que acaben comprendiendo por sí mismos, a los poderes económicos que si en barco se hunde los que van en primera clase tampoco se salvarán.
Un saludo

Txema dijo...

María Jesús está claro que prefieren cobrar aunque tengan que alargar los plazos y bajar las cuotas, pero que no nos engañen que ya huele.

saludos

Así es Rafa, y encima algunos van de palmeros.

saludos

Camino, los de primera se encargarán de ponerse a salvo en su mayoría. Recuerda los sueldos que tienen y las indemnizaciones que cobran.

saludos

Desclasado dijo...

Se agradece el tono irónico porque por lo menos le he leído sonriendo.
A mí también me hace gracia la "dación en pago"como una especie de panacea... que no digo que no sea mejor eso que seguir pagando sin tener casa, pero tampoco me parece una gran bicoca que todo lo que has pagado se pìerda al dar el piso al banco.
Joder, es que ganan siempre.

Saludos, Txema, que hacía tiempo que no pasaba por aquí.

gordons dijo...

Los partidos políticos, esos grandes autobenefactores.

gordons dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dilaida dijo...

Cómo es aquello de... "vale más pájaro en mano que ciento volando"
La avaricia a veces también se disfraza para poder engañarnos.
Bicos

Ciberculturalia dijo...

Y es que lamentablemente es cierto lo de "que la Banca siempre gana"
Pero tienen tal culpa que sus mensajes cada vez son más sofisticados y también mas engañosos
Besos

Txema dijo...

Descla, a veces la ironía ayuda a soportar mejor las barbaridades que vemos cada día.

Y me alegro de verte por estos pagos.

Un abrazo amigo

Gordon, los partidos son, como el resto de la sociedad, prisioneros de sus propias contradicciones.

saludos

Txema dijo...

Diliada, cierto, la avaricia siempre se esconde para que no parezca que lo es. Pero que esto de los bancos es ya delictivo.

bicos

La banca siempre gana Carmen. Hemos creado un mundo en el que parece que todo debe girar sobre ese eje: unos tienen y prestan y otros producen para pagar esos préstamos.

besos

Ataúlfa Braun dijo...

¿Será que esperan la bendición de la pronta visita del pontífice? ¡Ay, qué miedo, por favor!

Salud!

Txema dijo...

Ataulfa, no temas. Ten fe.

Saludos

María dijo...

Aunque algo tarde, leo con agrado tu entrada tan razonable y razonada.
Está bien que se diga lo que hacen esos usureros, que no hacen nada para beneficiar al cliente ¡nunca! Ellos siempre ganan.
Lo de las hipotecas es, creo yo, en parte por no tener entre sus valores tantos pisos que luego no van a poder hacerlos capital.
Tirando del refranero: No dan una puntada sin hilo estos ... bueno, no quiero insultarlos que luego to se sabe.

Besos

Txema dijo...

María, por mi no te corte un pelo.

Es verdad que la banca vive de la usura, ese es su negocio, dar lo mínimo a el máximo interés posible.

Y luego si vienen mal dadas a pedir al contribuyente para evitar una, según ellos, catástrofe.

saludos

Morgana dijo...

"Alabado sea el Señor que ha abierto los ojos de estos hombres de corazón duro que ahora van a ayudar a los más desfavorecidos a que puedan vivir dignamente"

jjajajajjaa!!
Saludos Txema!

Txema dijo...

Morgana no seas impía, que serás castigada por los mercados. Jajajaja.

Me alegro mucho de leerte de nuevo.

Besos

Martine dijo...

¡Como no y como sueles, magistral Entrada!

Besos tardíos.

Txema dijo...

Gracias Martine, ya te salió tu vena andaluza. jajaja.

Bisous cherie

Martine dijo...

¡¡... y olé!!!

Txema dijo...

Jajaja. Alegría, Martine, y que no falta.

Bisous

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Sin embargo, hay que reconocer que la actuación de varios indignados en la última Asamblea General del Banco de Santander ha causado un efecto, aunque solo sea publicitario. Para que luego digan que el 15M no ha logrado nada...

Txema dijo...

Si Pedro, es verdad que ha podido influir. Pero son medidas puntuales que no atacan la raíz del problema.

Claro que es mejor que nada.

Saludos