viernes, agosto 05, 2011

UNA SEMANA TRÁGICA


La semana que hoy acaba,  ha sido una de las más convulsas de la reciente crisis económica y social (y también ya claramente política) por la que atraviesa  España, con una presión terrible por parte de los mercados,  que  ha llevado la prima de riesgo por encima de los temidos 400 puntos básicos con respecto al bono alemán. Sin duda, se han vivido horas dramáticas en las que se ha visto algo de cordura,  y mucho de interés partidista

Visto lo sucedido, somos muchos los que,  legítimamente,  nos  preguntamos si este acoso está justificado y,  más todavía,  si todas las medidas que se han ido tomando, que han supuesto recortes sociales muy duros para la mayor parte de la sociedad,  estaban  justificados  si con ellas  no se ha avanzado nada en lo que se refiere a disminuir  la presión de los mercados.  Parece que la respuesta no deja mucho lugar a las dudas.

Pero,  ¿y si el problema  no fuera, o no fuera sólo,  verdaderamente la deuda? Porque podría ocurrir que los mercados estuviesen reaccionando a cuestiones diferentes.

Por ejemplo,  podría suceder que los fondos de alto riesgo (hedge funds) aprovechen las circunstancias para encarecer artificialmente la deuda española y así aumentar de forma significativa sus ganancias.  No es lo mismo  una rentabilidad de seis por ciento a 10 años,  que una del 2,5 por ciento. Evidentemente puede ocurrir que el riesgo sea mayor,  pero la rentabilidad es enorme y ya hemos visto, en el pasado  más inmediato,  que no es precisamente la prudencia lo que guía a  una buena  parte de los inversores financieros.

Sin embargo,  al margen de lo que pueda suceder con los tiburones del mercado,  que haberlos los hay,  como las famosas meigas,  es cierto que hay un dato que no tiene contestación posible,  un dato en el que no nos movemos en el terreno de la especulación:  a pesar de todas las medidas que se han impuesto,  la economía española está estancada por completo,  no tiene actividad,  no hay consumo interno,  no hay crédito y,  así,  es muy difícil recuperarse y generar crecimiento y empleo.

Sólo las exportaciones y el turismo ofrecen datos positivos,  porque el resto son verdaderamente  alarmantes,  como ocurre con el caso de las ventas al  por menor,  que han caído del orden del siete por ciento en poco más de un año.

El Índice de Producción Industrial registra el peor dato en 18 meses y, en definitiva el PIB, va a peor en lo que va de año.  Estos datos son incontestables,  lo mismo que la existencia de cinco millones de desempleados, incluso aunque admitamos que la cifra no sea del todo real y exista empleo negro o sumergido o como se quiera definir.

Después de conocer todos estos datos,  me pregunto, y me imagino que muchas más personas también,  si la austeridad,  el recorte del gasto público,  no facilitar créditos  a través de una banca pública,  y con ello debilitar la creación de empleo y el consumo y,  por ende,  impedir el aumento de la producción,  han sido medidas acertadas.

Que alguien me lo explique.

28 comentarios:

María dijo...

No soy la que te puede contestar a tus preguntas, que por lo acertadas ya se dan la respuestas ellas mismas.
Especular se está especulando mucho, y que las personas corrientes no sabemos ya qué se puede hacer es algo tangible.
Que se han equivocado en las predicciones es seguro.
¿A donde nos lleva todo esto?
Que alguien nos los explique a todos. Lo necesitamos.

Besos

Txema dijo...

Muy cierto María. muy cierto, lo necesitamos.

besos

Felipe dijo...

Pienso que los tiburones lo único que persiguen es destrozar el € con la anuencia de Merkel.

Ya no es sólo es España.Es Italia,Bélgica,Reino Unido....(aunque este último no esté en el €)

Aquí lo único que hay es especulación y conseguir intereses altísimos de los Tesoros de los países.

¿Por qué todo ello?No lo sé.Pero sí sé que los mercados campan por sus respetos sin que exista una respuesta global que los pare y los ponga en su sitio.

Un abrazo

Ciberculturalia dijo...

Voy a ser osada: Lo que si sabemos y eso es contratable, que las medidas adoptadas nos llevan a la nada.
Lo dicen muchos economistas. Lo han advertido por activa y por pasiva: poner el acento sólo en el déficit lo que hace es paralizar el crecimiento económico.
Algunos expertos, por supuesto ninguno de los que están tomando decisiones, lo explican con claridad y advierten que si seguimos así, la economía empeorará.
Tu lo dices claramente: o incentivamos el consumo, empieza a fluir el crédito para las PYMES, el Estado se dedica a invertir, correctamente por supuesto y no en sandeces, se hace una profunda modificación de la política fiscal y de la persecución del fraude fiscal... o la situación irá a peor.
El tema de la especulación financiera tiene que ver con la falta de respuesta de los gobiernos para tomar medidas contundentes contra esas prácticas pero ya llevamos unas cuantas décadas favoreciendo estas prácticas neoliberales que nos hundirán definitivamente.
Fijate ayer el presidente del BCE, qué te parece?
Bueno hoy soy yo una indignada absoluta.
Besos y perdona el rollo y mi pasión descontrolada

Martine dijo...

.¡Ay Txema ! ¡Si cuentas conmigo para que lo explique apañados estamos ! De momento lo leeré con atención una y otra vez.
Besos.

Txema dijo...

Felipe. Es cierto que los mercados van por su cuenta. Pero, para ser justos, los culpable son quienes han permitido esa situación.

Si los gobiernos no han impedido que el capital financiero se imponga en vez del capital productivo, la responsabilidad es suya.

saludos

Carmen, no has sido nada osada. Tu texto es estupendo y apuntala con rigor lo que yo vengo a decir.

Es cierto que muchos economistas sostienen que la obsesión por el déficit nos va a llevar al desastre.

Lo más curioso es que, por ejemplo, en EEUU durante la gran depresión se hizo justamente lo contrario: inversión pública. Y no parece que fuera un error.

besos

Txema dijo...

Martine, difícilmente podrás explicar lo que no tiene explicación. No te aflijas por ello.

Pero si puedes hacer algo: reflexionar sobre los hechos, los datos. Esto es lo que nos vale, mucho más allá de las grandes palabras.

bisous

Lazarillo dijo...

Saludos desde Diario del Aire, donde respiro.

RGAlmazán dijo...

Txema yo estoy convencido de que la misión de Los Mercados es cargarse el Estado del Bienestar. Lo que ocurre es que al tiempo se están llevando por delante todo el sistema. Un sistema que falla hasta en la casa matriz (USA), un sistema que se ha visto incapaz de arreglar sus problemas y que se devora a sí mismo.
El problema radica en cuál es la alternativa.
Salud y República

Txema dijo...

Gracias Lazarillo. te devuelvo el saludo.

Rafa, puede ser que el objetivo sea cargarse el estado del bienestar. Pero, a la larga, y más bien antes que tarde, eso acabará con los propios mercados.

Insisto en que el gran problema, además de lo que dices, es que se ha permitido que el capital especulativo haya sustituido al capital productivo, es decir la inversión a muy corto y de ganancia fuerte, al de largo plazo de ganancia más basada en la producción que en el pelotazo.

saludos

mariajesusparadela dijo...

Yo no puedo contestarte.

Txema dijo...

María Jesús, es que posiblemente no hay una respuesta lógica.

saludos

Francisco Galván dijo...

No nos engañemos: las medidas adoptadas hasta ahora, SÍ nos llevan a algún lugar, aunque no es al que nos han dicho. Nos llevan a la destrucción del estado del bienestar, que es lo que busca como destino final el gran capital. ¿Para qué? Para reducir los gastos de producción que en su opinión son ya demasiado altos. Es el juego del Tea Party y de los ultraliberales. Quieren regresar a los tiempos de la revolución Industrial. Y todo ello con la connivencia de los tontos útiles de los socialdemócratas europeos, que aún no se han enterado o no tienen redaños para hacerle frente.
Aviso a navegantes: Los próximos serán los sindicatos y en el capítulo de recortes sociales, los 30 días de vacaciones.
En cuanto a la deuda soberana, lo que está claro es que los Hedge founds van a hacer dinero logrando el máximo interés posible. Saben que España e Italia pagarán. No hay problema. No habrá rescate porque no hay dinero para rescatar a estos países.

Txema dijo...

Paco, acabar con el estado del bienestar entraña un gran riesgo.

Son muchos los economistas que han alertado de que el recorte de derechos sociales puede provocar una situación de máxima tensión con resultados imprevisibles.

Está dispuesto el sistema a correr ese riesgo?

saludos y gracias por tu comentario

Francisco Galván dijo...

Riesgo que están dispuestos a asumir. No obstante, si lo prefieres, en lugar de destrucción digo reducción del estado del bienestar.

Francisco Galván dijo...

Eso sí, a la mínima expresión

Txema dijo...

Eso está claro.

saludos

Desclasado dijo...

Has tocado un tema del que suelo hablar bastante: no hay reactivación posible cuando nos hemos cargado el tejido productivo. En esta estafa de democracia ya partiendo desde la transición, hemos sacrificado la agricultura y la industria por directrices de Europa, manteniendo el fantasma de la subvención, pan para hoy, hambre para mañana, como medida compensatoria acalla bocas.
El turismo... se ha convertido en turismo de borrachera y puterio de jóvenes descerebrados de Liverpool y por ahí. El ladrillazo ahogó nuestros parajes y el pésimo servicio y los precios lo acabaron de rematar.
No hay salida. O cambian drásticamente las cosas, o nos acabaremos de ahogar en nuestra propia mierda. O lo que es peor aún: la gente empezará a invocar al salvapatrias con puño de hierro que ponga orden en este caos. Ya ha pasado otras veces...

Saludos.

Txema dijo...

Tienes bastante razón. Hay que tomarse muy en serio el asunto del tejido productivo y dejarse de memeces de una vez.

Efectivamente, o cambiamos el sistema productivo, o esto se hunde irremediablemente y acabaremos siendo una colonia de los mercados, mucho más de lo que somos ahora.

saludos

mercedespinto dijo...

De economía, ni idea, apenas soy capaz de llevar la de mi casa; pero que las cosas están muy mal, lo están: cada vez cuento con más parados entre mis conocidos.
Tal vez estemos a punto de algún tipo de revolución, este sistema está agotado.
Un saludo.

María dijo...

Me temo que pocos seremos quiénes podamos contestarte a la pregunta porque estamos más o menos como tú, llenos de dudas, de incertidumbre, de miedos, de todo lo que está pasando en este país, cada vez más negro.

Un beso.

Txema dijo...

Mercedes me alegro mucho de leerte por estos pagos. He visto los comentarios elogiosos sobre ti de MJParadela y eso es una garantía porque la tengo por persona sensata.

Pues, tienes razón, el sistema está agostado pero, aún peor, es que nadie parece dispuesto a tomarse en serio la alternativa.

Y, de paso, te recomiendo mi otro blog, que es bastante más interesante que este. jajaja.

saludos

Txema dijo...

María, alguien tiene la obligación de darnos respuestas claras y hacer propuestas serias.

Creo que algo tiene que cambiar para que eso ocurra, pero es urgente que empiecen los movimientos en ese sentido.

Saludos

Eastriver dijo...

Interesante el debate que propones, al cual poco puedo aportar, leído lo leído. Creo que estáq claro que se han cometido muchísimos errores, además de los abusos que todos conocemos y que son incontestables. Pero todos, incluso los mejor intencionados, han cometido errores, porque al final en muchos casos hablamos de una volatilidad enorme, de mera psicología de las masas, de la eterna historia de aquellos que se ayudan entre ellos arruinando la vida a los de siempre, y una cobardía enorme, conservadurismo se diría, de quienes condujeron nuestra economía cuando iba bien. Lo fácil, efectivamente, no es siempre lo mejor.

Txema dijo...

Ramón, lo fácil casi siempre es lo peor. Pero en este caso es que es lo peor y encima no lo pretenden vender como lo único posible para solucionar "el problema".

saludos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Vendrán más...

Txema dijo...

Pues Pedro, esperemos que no vengan más o por lo menos que estemos preparados.

saludos

mercedespinto dijo...

Voy para allá.